Viru+: Posibles consecuencias del cambio horario en la F1 2018
4 feb 2018  
© Daimler
© Daimler

Liberty Media poco a poco está moldeando la Formula 1 a su medida con el objetivo de acercar la disciplina a los aficionados y mejorar el espectáculo. Tras jubilar a Bernie Ecclestone, la firma estadounidense liderada por Chase Carey comenzó su particular reforma la pasada temporada aplicando algunas modificaciones en diferentes áreas. La más notoria fue y está siendo la referente a las redes sociales, un apartado que estaba (casi) muerto en la época de Mr. E. Más difusión tanto por parte de la propia F1 como los equipos. Desde 2017 las escuderías pueden publicar vídeos de corta duración grabados en el paddock. La cercanía que prometió Liberty se empezó a ver en el Gran Premio de España donde los espectadores presenciales lo tuvieron más fácil a la hora de reconocer a los pilotos desde las tribunas gracias a la propuesta de la FIA de obligar a las formaciones a poner los dorsales de cada uno en los laterales de los monoplazas al estilo NASCAR o la Indy.

Aunque hasta 2021 no se verá una nueva cara de la categoría esta temporada se han implantado dos cambios más a los habidos con anterioridad. Y prácticamente seguidos. Uno de ellos, que ha creado bastante polémica, ha sido de acabar con la famosa y larga tradición de poner azafatas en las parrillas. El otro, del que poco se ha hablado o se ha hecho muy por encima, ha sido variar los horarios de las carreras. Desde Melbourne se retrasa el inicio de las mismas diez minutos y en las pruebas europeas y la brasileña una hora más. El motivo de esta variación, según la propia F1, dar tiempo a las televisiones ya que muchas de estas conectan en punto y se perdería esa tensión previa.

Analizándolo detenidamente me parece correcta la medida pero podría tener algunos efectos secundarios negativos. Consecuencias perjudiciales para aficionados, equipos y el resto de la familia de la F1. Tras finalizar un Gran Premio la mayoría del público abandona los circuitos de golpe provocando retenciones de tráfico en las carreteras. Este 2018 estos colapsos se formarían más tardíos lo que supondría que los espectadores llegarían aún más tarde a sus lugares de origen. Eso sin contar que las carreras no se alargasen como ocurrió en Canadá 2011.

Dentro del muro de boxes el personal de las escuderías tendrá que correr aún más para desmontar el garaje para la próxima cita. No quiero imaginarme el caso que se vivirá con los tres fines de semanas seguidos desde Francia a Gran Bretaña o los dos de Alemania y Hungría y de Estados Unidos y México. Ahora ya terminan de cerrar los contenedores cerca de la media noche acabando la prueba sobre las cuatro -hablando de horario europeo-, ahora que serán las cinco y pico las prisas y el estrés, por tenerlo todo listo para enviarlos al siguiente trazado, aumentará. Y repito. Si se alarga, más, más, más…

A veces el ‘todo por la audiencia’ no vale y en caso de que ocurriese se tendría que haber tenido en cuenta estos detalles pensando en la gente que se pasa horas, muchas horas en el circuito como el mencionado personal de las escuderías y los reporteros de la prensa escrita y gráfica, que éstos también sufren lo suyo y sufrirán, creo, con este cambio horario.

Jonatan Montero → http://www.twitter.com/JoMo_79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas