Viru+: Un ojo en la cámara, las dos orejas en la pista
1 dic 2017  
@vladimirrys
@vladimirrys

De un circuito salen cada fin de semana miles de historias. Recuerdos que viajarán en las maletas de los espectadores asistentes al evento automovilístico de vuelta a casa y en sus memorias para siempre. En esta era tecnológica que estamos viviendo la mayoría las graban en sus teléfonos móviles sin embargo hay quienes también se ayudan de la cámara fotográfica de toda la vida pero sin aquellos entrañables y nostálgicos carretes. La aparición de las redes sociales han servido, a parte de contar las intimidades de cada uno, para que estos aficionados dejen constancia de sus vivencias publicando sus imágenes. Es típico ver los populares selfies con los colegas, con la pareja o con algún piloto pero igualmente hay de las escenas que ocurren en las carreras y quedan plasmadas en las tarjetas SD esperando ser trasladas al portátil personal de cada individuo. Millones de instantáneas se hacen en esos tres de días de duración de la prueba. Gran parte de ellas se desecharán por fallos, errores pero el resto saldrán publicadas en los medios de comunicación y en las mencionadas RRSS como Facebook, Twitter y la reina Instagram.

Hacer fotos es un arte. Como dijo en su día Graham Hill. “Yo soy un artista, la pista es mi lienzo y mi coche mi pincel”. Los fotógrafos amateurs y profesionales son también artistas como se autodefinió el bicampeón del mundo de F1. El trazado seguirá siendo el lienzo por donde los monoplazas pintarán y las cámaras captarán esos dibujos multicolores.

Si bajásemos a la altura del asfalto y viésemos los movimientos tan acompasados que realizan los fans y los reporteros gráficos recuerdan a los bailes de salón y más concreto al vienés vals. Todos con una mano en la cintura de su pareja -cámara- y la otra estirada cogiendo la punta del objetivo como si fuese la de su amada. Estáticos de la parte de abajo solo giran la superior para seguir al coche en las rectas y las curvas. Una acción que se repetirá múltiples veces a lo largo de las jornadas.

Ningún detalle debe de pasar desapercibido aunque pueda carecer de valor. Aunque no valga nada en ese momento quizás más tarde se revalorice y tenga la importancia que no se dio entonces. Por eso siempre hay que tener un ojo puesto en la cámara y las dos orejas escuchando lo que pasa en la pista. Hay que aprender a aislarse del griterío del público y centrarse por donde irán o vendrán los coches. En algunos recintos la presencia de pantallas gigantes son un buen refuerzo pero en otras carecerán de ellas o en algunas zonas del mismo no podrán colocar una y hay que guiarse con los oídos. Sobretodo en los virajes ciegos, que no sabes cuándo aparecerá por delante tuyo ya que el muro de cemento que delimita la escapatoria y los viales de servicio complican la visión. Los profesionales tienen una visión más clara de la pista ya que detrás dejan las molestas vallas y elementos fijos que dificultan tomar una imagen en condiciones. En ocasiones se suman a los aficionados que estamos en las gradas para tomar perspectivas aéreas de diferentes zonas del trazado.

Volviendo a las historias. Cada foto tiene una y tu sabes cual es. Una, porque has estado allí y dos, porque has tenido la cámara a punto para disparar. Una escueta frase pero de importante valor que dijo un amigo mío, José Manuel Zapico, deberías tener en mente cada vez que vayas a un circuito. En las carreras “pasan muchas cosas, pasan muy rápido y solo pasan una vez”.

Jonatan Montero → http://www.twitter.com/JoMo_79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas