Viru+: La Formula 1 dentro de la Orden del Imperio Británico
2 ene 2017  
© British Ceremonial Arts Ltd
© British Ceremonial Arts Ltd

La sociedad se compone de organizaciones jerárquicas lideradas por un alto mando encargado de dirigir y supervisar al resto de cargos intermedios e inferiores. Empresas, gobiernos e incluso las familias tienes estructuras piramidales donde sus miembros van escalando los diferentes peldaños en función de sus logros hasta llegar al más elevado. En el caso de las familias los individuos crean otras para ir aumentando las ramas del árbol genealógico.

Al margen de nombramientos internos existen otros de carácter externo que realizan instituciones como universidades o ayuntamientos para distinguir la labor de un personaje ilustre otorgándoles un título o una medalla, que suele ser de oro. Las celebridades, sea cual sea su especialidad, también pueden ingresar en la realeza si ésta la considera apta. Una de las más famosas es la de la Orden del Imperio Británico. La OBE -sus siglas en inglés-, que el próximo 4 de junio cumplirá su centenario, galardona a ciudadanos nacidos en Reino Unido, en la Commonwealth y fuera de la Isla y sus colonias con cinco clases de condecoraciones. Actores, escritores, científicos y deportistas, entre otros, han aceptado unirse a este selecto y numeroso grupo recibiendo de la mano de la Reina Isabel II o del Príncipe Carlos de Inglaterra el premio en reconocimiento a sus méritos en nombre de la Gran Bretaña.

El mundo de la Formula 1 también forma parte de la nobleza británica. Pilotos, diseñadores y jefes de equipo tienen el emblema con la inscripción “por Dios y el Imperio”. El primero en acudir al Palacio de Buckingham para ser investido fue Stirling Moss en 1959. Fue nombrado Oficial. Seguidamente y con la misma categoría fueron Jack Brabham en 1966, Jackie Stewart en 1971, Nigel Mansell en 1990, Damon Hill en 1996, John Surtees en 2008, Ross Brawn en 2010, Adrian Newey en 2012, Christian Horner en 2013 y por último Claire Williams en 2016. Sin embargo, algunos de los mencionados recibieron más de una condecoración años más tarde o anteriormente ya tuvieron una como Surtees que fue nombrado Miembro -el peldaño más bajo- en 1961 y Comandante (CBE) la pasada temporada. Brabham, Moss y Stewart fueron ascendidos a Knight Bachelor (Caballero) en 1978, 2000 y 2001 respectivamente, como Frank Williams en 1999 que ya poseía el título de Comandante en 1987. Mansell también fue designado CBE en 2012.

El expresidente del Grupo McLaren, Ron Dennis, también recibió la llamada de la Corona británica para recoger la medalla de Comandante en el año 2000. Con posterioridad se presentaron los que fueron sus pilotos. Lewis Hamilton en 2009 y David Coulthard y Jenson Button en 2010. Los dos campeones del mundo y el escocés en calidad de Miembros de la Orden del Imperio.

La segunda mujer relacionada con la F1 en recibir su galardón será la esposa del director deportivo de Mercedes, Susie Wolff. La de Oban fue incluida por Su Majestad en la lista de Honores de Año Nuevo 2017. Uno de los dos listados que se elaboran durante el año, el otro corresponde al del cumpleaños de Isabel II en junio, a pesar de celebrarlo en abril.

A título honorífico, por no ser naturales de Gran Bretaña, acudieron el francés Alain Prost en 1993 como Oficial y el malayo Tony Fernandes, exdirector de la extinta escudería Catetham, en 2011 como CBE.

Por su contribución y servicios al mundo del motor es el mérito más habitual en estos nombramientos pero también el haber diseñado monoplazas ganadores.

Aunque todos han aceptado con mucho gusto esta distinción el capo de la categoría reina, Bernie Ecclestone, la declinó. Dijo ‘no, gracias’ en 1996 cuando tenía la medalla de CBE esperando en Buckingham Palace.

Jonatan Montero → http://www.twitter.com/JoMo_79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas