Viru+: AMG, cincuenta años creando sueños optimizando motores Mercedes
11 ene 2017  
© Daimler
© Daimler

Actualmente son grandes edificios, emplean cientos de trabajadores y generan cuantiosas sumas de dinero pero sus inicios fueron modestos, sin lujos y creadas en espacios reducidos. Célebres compañías, cuyos productos y servicios usamos a diario, nacieron bajo la luz tenue de una bombilla enroscada en el techo de un lúgubre habitáculo. Google y Microsoft, entre otras, se parieron en garajes. Los padres del buscador de internet, Larry Page y Sergey Brin, alquilaron el de Susan Wojcicki mientras estudiaban en la Universidad de Stanford. La casa situada a pocos kilómetros del centro facultativo en Menlo Park sirvió de cuartel general para estos multimillonarios empresarios. Por su parte, Bill Gates, acompañado por su amigo Paul Allen, utilizó en los años setenta el de sus progenitores para dar forma a la empresa de sistemas operativos.

Marcas de la industria automotriz también se engendraron en dormitorios para coches. En 1901 los colegas William S. Harley y Arthur Davidson pusieron la primera piedra de su negocio en un cobertizo de madera en Milwaukee diseñando un motor que se iba a colocar en una bicicleta. El primer modelo de la legendaria Harley-Davidson se produjo dos años después.

En la década de los sesenta dos ingenieros a sueldo de Daimler-Benz en el área de desarrollo de motores trabajaban en uno del 300 SE de competición. Fuera de su horario laboral seguían pensando como optimizarlo en el sótano de la casa de uno de ellos. Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher se labraron un nombre en el mundo de las carreras pocos años después cuando ese propulsor ganó diez veces en el campeonato alemán de turismos con Manfred Schiek al volante, su compañero en la empresa de Stuttgart. En 1967 ambos iniciaron una nueva aventura en solitario fundando su propia compañía. AMG -siglas de Aufrecht, Melcher y Grossaspach (ciudad natal del primero)- había nacido. Usaron un viejo molino en Burgstall como sede de operaciones. Pasada una década y con una plantilla de 40 empleados se trasladaron a la actual Affalterbach. Su primer hito fue la victoria en su clase del ‘cerdo rojo’, apodo del AMG Mercedes 300 SEL 6.8, en las 24 Horas de Le Mans de 1971. Acabó segundo en la general.

Movida por la pasión por el automovilismo y el rendimiento desde sus orígenes, la preparadora de Mercedes se unió al grupo Daimler al comienzo de los años noventa. Los éxitos en las pistas se trasladó a los vehículos de carretera. A diferencia de las demás firmas automovilísticas los motores de AMG se atornillan a los capós firmados. Cada empleado monta de principio a fin uno y al terminar coloca una placa con su nombre y autógrafo.

Centrados en optimizar unidades motrices en 2010 salió a la venta el primer modelo diseñado en Affalterbach, el Mercedes SLS AMG. El relevo del SLR McLaren pero espiritualmente ligado al icónico 300 SL se convirtió en coche de seguridad de F1 durante sus años en activo como lo hicieron sus hermanos anteriormente. Desde 1996 la casa de la estrella proporciona Safety Cars a la categoría reina con el toque personal y único de la empresa de Aufrecht y Melcher. Y ésta comparte los triunfos del equipo de Brackley desde 2012 al incluir la tricampeona del mundo las siglas en su nombre oficial.

A lo largo de los años AMG añadió a su oferta dar a su clientela y aficionados en general visitas a su factoría y organiza cursos de conducción en diversos circuitos europeos.

En la actualidad tienen en nómina a más de 1.100 trabajadores la mitad de los cuales son ingenieros y es una marca reconocida en todo el mundo. La persecución por el alto rendimiento, la precisión y la eficiencia en sus productos, cuya gama es superior a cuarenta modelos, es su máxima. Comprometida desde siempre por el motorsport con presencia en la Formula 1, el DTM y varios campeonatos de GTs cumple este 2017 su quincuagésimo aniversario siguiendo creando sueños rodantes tuneando los motores de Mercedes dando ese sonido ronco inigualable.

Jonatan Montero → http://www.twitter.com/JoMo_79

Comentarios

  1. Juan Manuel dice:

    Un artículo bastante interesante. Es curioso conocer que casi todas las marcas de renombre de hoy en dia, empezaron de una forma tan sencilla(por calificarla de alguna firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas