Viru+: Puente Dunlop, la longeva historia del símbolo del circuito de Le Mans
12 dic 2016  
© D.R. ACO
© D.R. ACO

Falta algo más de una década para que Bernie Ecclestone celebre las bodas de oro con la Formula 1. Un matrimonio que dura casi cuarenta años y que sólo, a tenor de lo visto, la muerte logrará separarlo. El pequeño octogenario se casó con la categoría a finales de los 70 tras un octenio de novios.

Las relaciones longevas en el deporte rey de los monoplazas se cuentan con los dedos de una mano. Divorcios sonados como los de la marca relojera suiza Tag Heuer y la firma de moda Hugo Boss con la escudería británica McLaren acabaron con tres décadas de idilio. En cuanto a pilotos, hay parejas que no llegaron ni a las dos cifras. Mika Hakkinen y David Coulthard se dieron los buenos días como compañeros en la oficina de Ron Dennis durante seis temporadas seguidas, al igual que Michael Schumacher y Rubens Barrichello en Ferrari. Duplas que han estado el máximo de tiempo juntas en F1, pero esto no es nada comparable con una de las uniones más largas en la historia del motorsport, por no decir la única, y que tiene visos de no acabar nunca.

El famoso triángulo de las Bermudas se ha hecho conocido mundialmente por las misteriosas desapariciones de barcos y aviones ocurridas en él. En tierra firme otro de similares características también se ha hecho popular gracias a las carreras. Entre las localidades francesas de Le Mans, Mulsanne y Arnage se encuentra el circuito de La Sarthe, célebre por la mítica prueba de resistencia de las 24 Horas de Le Mans. Desde 1923, fecha de apertura del trazado, ha albergado la mencionada carrera. La pista ha recibido hasta la actualidad un total de quince cambios. Ha pasado de los 17,262 kilómetros iniciales a los 13.629 metros actuales. Ha tenido una longitud mínima de 13.461 metros desde 1956 a 1961. Durante los noventa y tres años de existencia del recinto un elemento del mismo ha visto pasar por debajo suyo a pilotos de renombre: el puente Dunlop. Convertido en símbolo del circuito lleva desde 1966 en la curva bautizada con el nombre del fabricante de neumáticos.

La empresa inglesa mandó construir en 1923 para la primera edición de las 24H una pasarela a la salida de la horquilla de Pontlieue, lugar original del primitivo puente, para permitir el paso de los aficionados de las tribunas a los puestos de comida y bebidas. La estructura inicial desapareció y tras la Segunda Guerra Mundial se instaló una nueva de 18 metros de largo en el viraje de entrada a meta. Hecha de madera y metal se colocó la típica fachada semicircular por el cual se conoce, un neumático. Cinco años más tarde se añadió otro paso elevado en Terte Rouge, pero este se eliminó haciéndolo subterráneo en 1979.

La tragedia sobrevoló la edición del 1955. 11 de junio, la jornada más negra de la legendaria carrera y la historia del automovilismo. El accidente mortal del piloto francés Pierre Levegh se saldó con ochenta espectadores fallecidos y un centenar de heridos ya que el Mercedes 300 SLR, que compartía con el americano John Fitch, salió despedido a la grada tras impactar primero con las barreras del circuito y posteriormente con el Austin Healey, que facilitó el despegue, pilotado en ese momento por el británico Lance Macklin. Debido a esta fatalidad los organizadores de la prueba decidieron no mover la pasarela, que seguiría enclavada en la curva de entrada a la recta de meta hasta 1965.

Pasadas trece temporadas se construyó la reciente versión. Un armazón de metal de 13 metros de altura y un arco de 50 con un peso total de 70 toneladas. Es capaz de resistir rachas de vientos de más de 200 km/h y acoger en su interior 1.350 aficionados. En 1992 se le hizo su último lavado de cara.

Este matrimonio tan bien avenido celebró su nonagésimo aniversario de casados recreando el puente de 1923 en el emplazamiento original gentileza del Automobile Club de l’Ouest. Coincidió también con el 125 cumpleaños de la marca británica de neumáticos. Gracias a esta pasarela la empresa fundada por John Boyd Dunlop ha estado promocionando durante estos largos años sus productos como el Fort, fabricado en la factoría de Birmingham, el SP Securité y el Sport. A nivel competitivo el fabricante inglés ha ganado en La Sarthe en 34 ocasiones siendo la década de los ochenta la más fructífera de todas con ocho victorias consecutivas.

El puente Dunlop, un cartel publicitario transformado en la seña de identidad del circuito.

Jonatan Montero → http://www.twitter.com/JoMo_79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas