Viru+: 2016, sombras y luces para el fin de una etapa
28 nov 2016  

Temporada 2016. Acabado. Finiquitado. Llega el momento de pensar en el siguiente año después de cuatro meses que se nos harán larguísimos. Pero hay algo más: posiblemente aquí acabe una etapa y empiece otra. Ésta comenzó con la era turbo y la potestad de Mercedes. Eso puede haber llegado a su fin.

LUCES:

La escuadra de la estrella ha seguido con el dominio que traía desde 2014. No hay más que comentar. Simplemente el mejor equipo, el mejor propulsor y muy buenos pilotos. Rosberg ha aprovechado la que podría haber sido la última oportunidad de llevarse a casa el número 1. Nadie sabe si el año que viene seguirá en esta línea. Y de no ser así, al alemán difícilmente se le plantee una situación como la de esta campaña.
Su compañero inglés se ha mostrado superior a partir de media temporada. Lo cual no le ha bastado por cinco malditos puntitos. El hijo de Keke tan solo ha tenido que continuar con la dinámica del final de 2015 y luego dosificar de manera muy inteligente.

Red Bull nos asombró en España al subir a Max Verstappen en detrimiento de Kyviat. Ese juego de cartas resultó ser acertado y el hijo de Joss nos ha encandilado a muchos por su rapidez, destreza, dominio sobre mojado y ese plus que pocos corredores tienen. Futuro campeón en breve.

Fernando Alonso ha demostrado cuan grande es como piloto. Ha estado continuamente por encima de las posibilidades de su coche carente de velocidad y competitividad. A final de cuentas, se lleva a casa unos paupérrimos 54 puntos, pero con 33 más que el ya retirado Button. El ovetense ha dejado actuaciones brillantes y luchas estelares, propias de muy pocos pilotos.

Caros Sainz ha estado superior a Kyviat todo el año. ¡Y de que manera! Los de Faenza quieren al madrileño para el año que vienen, en pro de desarrollar como dios manda las máquinas de 2017, que serán totalmente distintas. Lo necesitan. ¿Porque no se fue a Red Bull en lugar de Max? Por un simple detalle: el español es tan bueno como en clasificación como su excompañero, pero éste es más correoso y ardiente en carrera. Y ello le hace ganar posiciones. Verstappen en carrera es mejor. Carlos tiene la oportunidad de demostrar, un año más, que se merece algo mejor. Y seguro que lo hará. Muchos son los que desean que los equipos de arriba se lo rifan. Calidad tiene, y mucha.

Sergio Pérez es de aquellos tíos que a la chita callando van haciendo muy bien su trabajo. Mucho más rápido que su apagado compañero, en otrora, el increible «Hulk-enberg». ¿Pruebas?: su podio en Mónaco, sus 29 puntos más que el alemán (que era considerado como muy rápido) y en su posición en el Campeonato de Pilotos: el primero después de los dos Mercedes, los dos Red Bull y ambos Ferrari. Incluso delante de ambos Williams. Simplemente brillante. Aunque cabe decir que la escuadra india ha terminado justo después de los TOP 3.

Pascal Wehrlein. Este jovenzuelo pequeño y moreno ha sorprendido a muchos. Con un pésimo bólido ha sido capaz de entrar en Q2 algunos sábados y de demostrar que se merece un coche muchísimo mejor. Un brillante punto en Australia con una caja de zapatos con ruedas se consigue siendo rápido. Y el chaval lo es.

SOMBRAS:

El cavallino rampante sigue acostado. Tercero en la tabla en tierra de nadie no es un buen lugar para los italianos. El hecho de tener a Vettel ( bueno, pero no extraordinario) y a Raikkonen (démosle un añito más para que se retire) no es garantía de nada. Las expectativas eran mucho más altas. Simplemente no han estado «ahí». Mala tarea para alguien que se prometía luchar contras las flechas plateadas.

Los trabajadores que dirige Claire Williams tampoco deben estar de humor. Quintos, adelantados por un silencioso Force India. El propulsor alemán por el cual eran empujados Massa (gracias y hasta siempre, majete) y Bottas (de seguir sin un coche sin garantías, se cargarán su carrera deportiva) les debería llevar lejos. Pero no ha sido así. Mala concepción de coche y mala aerodinámica no ayudan a un intento de reflote de los de Grove.

McLaren ha sido de nuevo una buena muestra de sombra. Quizás no tan oscura como en 2015, pero sombra al fin y al cabo. Que tus chicos suden sangre para llegar a Q3, no es buena manera de participar en carreras. Aunque mirando de dónde vienen, no podrían haber hecho más. Dos segundos no se ganan de la noche al día. ¿Ganaran carreras? No creo. ¿Podios? Puede. ¿Ganará Fernando Alonso un tercer título? No por ahora.

Sauber. Otro año por olvidar. Unos dos tristes y apagados puntitos en Brasil les vale para estar por encima de Manor. Casi no lo consiguen. Esperemos que la nueva financiación de los suizos sirva para remontar a media tabla.

Dentro de cuatro meses volverán a rugir los Formula 1 en la pista. Con nueva aerodinámica, con nuevas gomas y con varios cambios técnicos. Puede que empiece a ser el declive de Mercedes como claro dominador. Red Bull está mejorando mucho y tendremos que tenerles en cuenta en 2017.

Ahora, a descansar y a disfrutar de los domingos.

Jonathan Solanes → http://www.twitter.com/jsolanesgarcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas