Viru+: Coches de calle con motores F1: hay y Mercedes AMG tendrá el suyo…
5 sep 2016  
© Ferrari
© Ferrari

La Formula 1 es el mejor banco de pruebas para que las marcas involucradas en este deporte investiguen y desarrollen nuevas soluciones para aplicarlas en un futuro a sus coches de calle. En mayor o menor medida la tecnología usada en los monoplazas, desde los neumáticos hasta la electrónica pasando por los frenos y el sistema híbrido incluido los líquidos que circulan por su interior, se traslada al mercado. Rara vez se ha realizado un trasplante completo de algún elemento pero se ha hecho, aunque se cuentan con los dedos de una mano, y se harán. Ya sean a nivel comercial o experimental.

La pieza más cara de un F1 es el motor. Es el órgano vital de todo vehículo. Sin él ninguno rodaría. Las actuales unidades de potencia le cuestan unos 22 millones de euros anuales a los equipos de la categoría reina. Sin embargo tienen un pequeño inconveniente: su vida útil es muy corta, lo que le hace casi imposible recorrer grandes distancias en un automóvil convencional. Pero con ciertos ajustes los ingenieros logran alargarla y puede ser usado fuera de las pistas de competición.

Allá por 1995, la firma italiana Ferrari introdujo uno de sus propulsores de F1 en un superdeportivo con nombre parecido a un reactor militar. Fue su autoregalo anticipado por su quincuagésimo aniversario -faltaron dos años-. El F50, uno de los coches de ensueño que muchos aficionados a las cuatro ruedas desean tener en su garaje, tiene alojado en el hueco reservado para la unidad motriz un V12 de 4,7 litros con 520 caballos derivado del que llevó el 641 en 1990. Aquella temporada Alain Prost y Nigel Mansell se repartieron las seis victorias que logró la Scuderia, cinco para el francés y una para el británico.

Una década después el vecino del piso de arriba de los de Maranello, BMW, presentó al mundo el M5 E60. La berlina tope de gama de la serie 5 equipaba un V10 atmosférico de cinco litros basado del montado por el monoplaza del conjunto Williams. Estaba acoplado a una caja de cambios secuencial de siete velocidades accionada por levas detrás del volante, o bien, por la palanca tradicional. Mediante un botón se podría limitar la potencia del propulsor a 400 caballos haciendo descansar a dos cilindros. Conectado dicho pulsador, llamado ‘Power’, se liberaba los 507 totales.

Retrocediendo a 1994 Renault tuneó a uno de sus monovolúmenes Espace y lo convirtió en una bestia del asfalto. La firma del rombo lo dotó de un cuerpo de fibra de carbono, colocó un alerón encima del portón trasero e instaló el V10 de 3.5 litros y 820 caballos usado por el FW15C, con el que Prost conquistó su cuarto y último mundial de F1 y el equipo de Grove su sexto de constructores en 1993, en el centro del habitáculo. Con semejantes ingredientes este prototipo alcanzaba los 100 km/h en tan sólo 2,8 segundos y una velocidad máxima superior a los 310 km/h. Frenos carbocerámicos fueron necesarios para ayudar a frenar a esta rapidísima mole fibrosa. Fue el salvaje obsequio para conmemorar el décimo aniversario del Espace.

Otra furgoneta que quería ser un monoplaza era una Ford Transit. Conocida como Supervan 3, la filial inglesa de la compañía del óvalo azul hizo esta tercera versión desvelada en 1994 basada en la anterior de diez años atrás empleando un motor HB V8 de 3,5 litros y 660 caballos firmado por Cosworth utilizado por la escudería Benetton. En el circuito de Silverstone registró una punta de 320 km/h.

Volviendo al presente. La división preparadora de los Mercedes, AMG, celebrará su medio siglo de vida en 2017 uniéndose a esta lista de marcas con coches de calle con motores de la máxima categoría dando a conocer un superdeportivo con la unidad de potencia del W07 pilotado por Lewis Hamilton y Nico Rosberg este 2016. En la pasada carrera disputada en Spa-Francorchamps la revista británica Evo le sonsacó a un miembro de la formación de Brackley esta información. El sistema híbrido V6 Turbo mejorará ampliamente sus prestaciones iniciales y según los primeros detalles su potencia quedaría entre los 1.000 y 1.500 caballos y correría hasta los 350 km/h. Su aspecto exterior se asemejaría al Vision Gran Turismo. Sólo 50 ejemplares estarían disponibles a un precio cada uno de cuatro millones de euros.

Jonatan Montero → http://www.twitter.com/JoMo_79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Normas de participación
No necesitas estar registrado para comentar las noticias, pero tu mensaje puede tardar un poco en ser validado.
El tono de tu comentario debe ser respetuoso. No se admitirán insultos, descalificaciones, faltas de respeto, comentarios sexistas o racistas ni contenidos publicitarios. No abuses de mayúsculas o abreviaturas.
El objeto de lo que escribas será comentar la noticia, no de lo que dicen el resto de usuarios. Si no estás de acuerdo, razona porqué crees que se equivocan.
Los administradores podrán eliminar aportaciones que no cumplan estas reglas